fbpx

8 Comments

  1. José Manuel Garrido
    22 septiembre, 2020 @ 3:32 pm

    Por si resulta ilustrador de este tema, dejo el trabajo que hemos realizado en Albacete el Equipo base del Grupo Cooperativo de Bibliotecas Escolares en Red de Albacete Bered Albacete

    https://bibliotecasescolaresenredalbacete.blogspot.com/2020/08/orientaciones-para-la-reapertura-de-las.html?m=1

    Reply

    • Jesús Ge
      22 septiembre, 2020 @ 3:46 pm

      Muchísimas gracias, José Manuel Garrido. Este documento demuestra el valor que vuestro grupo otorga a las Bibliotecas Escolares y cómo, gracias a vuestro tesón y trabajo, podéis sostener la dinámica de las Bibliotecas Escolares. Mi más sincera enhorabuena.

      Reply

  2. Rosa Piquin
    24 septiembre, 2020 @ 6:36 pm

    En biblioVeneranda.lab ( https:// e-biblioVeneranda.es) hemos readaptado el espacio para un aforo máximo de 20 personas, para mantener las actividades complementarias ( no son extraescolares, se hacen en horario escolar) de los talleres, la escuela de narración oral, las contadas, las proyecciones de Aula film, los clubes de lectura… mantenemos 3 m desde la persona que lo imparte a los alumnos y estos están , entre sí a 1,5m. Hemos rescatado los baúles de prestamo a las bibliotecas de aula , pero en lugar de uno por aula estamos preparando dos para que siempre haya uno en cuarentena. Hacemos préstamos on line a través de Odilo school y mantenemos nuestra radio escolar ( Radio Venezano) pero no emitimos desde la BE sino desde las aulas, y, los días de Bibliopatio se han transformado y pensamos seguir adelante con los proyectos
    Siendo rigurosos con las medidas covid y con imaginación y ganas las BE siguen siendo necesarias. Hoy más que nunca, sobre todo en compensación de desigualdades y alfabetización en medios e información

    Reply

    • Mar
      25 septiembre, 2020 @ 8:28 am

      Querida Rosa, qué bien leerte por aquí.
      Mil gracias por tus apuntes, Rosa, tienes toda la razón del mundo, la cuestión es dónde se prioriza el esfuerzo y el lugar que se le da a la biblioteca escolar.
      Tenemos muchas ganas de colaborar contigo y que nos cuentes.
      Un abrazo.

      Reply

  3. Laura Rivera Wastavino
    12 diciembre, 2020 @ 2:49 am

    Se agradece enormemente vuestro tema,hacerlo público y hacernos dar cuenta que no debemos dudar en seguir adelante con nuestros proyectos de animación lectora,tan necesaria para nuestros niños y sus familias. Siempre buscando mejores soluciones para esta pandemia.

    Reply

    • Jesús Ge
      12 diciembre, 2020 @ 7:31 pm

      Muchas gracias Laura.
      Como ves, somos muchos los que perseveramos en seguir adelante con la animación lectora e intentamos superar los obstáculos que aparecen en el camino.
      Un saludo.

      Reply

  4. Carolina
    18 enero, 2021 @ 7:47 pm

    Hola, escribo desde Chile. Me parece tremendamente interesante y motivador trabajar en biblioteca escolar. Sin embargo en este tiempo de pandemia, se habla mucho del funcionamiento, reapertura, protocolos, fomento lector, etc. Mi inquietud es qué pasa con los títulos del plan lector propuesto por la asignatura de lenguaje mes a mes a los alumnos en los diferentes niveles, al menos en Chile. Pues simplemente no se pudo cumplir con los objetivos de aprendizajes esperados (y propuesto por el Ministerio de Educación de Chile) porque no se tiene acceso a los títulos propuestos y que son los adecuados a la edad y nivel de complejidad. Estoy haciendo un trabajo de investigación al respecto tratando de aunar el derecho universal a la cultura y a la educación y el derecho de autor. Si alguno puede ayudarme, contándome su experiencia o dándome su opinión se los agradecería. Les dejo la inquietud planteada. Saludos.

    Reply

    • Jesús Ge
      19 enero, 2021 @ 8:19 am

      Hola Carolina,
      gracias por tu aportación.
      Una posible solución al problema que nos planteas sobre el desabastecimiento de títulos en Chile durante la pandemia es ampliar un poco más el plan lector. Creo que el hábito lector se puede conseguir con una enorme diversidad de títulos. Restringir a unos pocos títulos no sólo ofrece problemas en la situación actual sino que limita mucho el enorme universo literario que podemos encontrar en las diferentes edades. No compartimos la tan extendida costumbre de poner “una lectura obligatoria” para cada curso. Creo que cada lector puede encontrar su amor a la lectura desde diferentes puntos de vista y con distintas lecturas. Reducir eso a un solo título creo que es contraproducente. Es función del mediador tener una amplia colección de títulos recomendables por edades para poder ofrecer a sus alumnos el libro más adecuado a sus gustos y competencias.
      Un saludo.

      Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.