fbpx

14 Comments

  1. Pastora Cruz
    8 enero, 2021 @ 12:53 pm

    Gracias Mar por tú reflexión, no podría estar más de acuerdo. En mi opinión, cada generación comete sus errores desde el amor más profundo. Durante años no se amamantó ni tomó en brazos a la infancia, ahora toca privarles de alimento para el alma cuando más se necesitan seres creativos para hacer frente a los retos del futuro.
    Gracias, gracias, gracias por todo lo que aportas.

    Reply

    • Mar Benegas
      9 enero, 2021 @ 7:30 am

      Gracias a ti, Pastora, por la lectura.
      Y tienes razón, el problema es que (en el caso que comentas también, lo de la leche de fórmula o el método Stivil) siempre son decisiones “adultas”, económicas o productivistas (la leche de fórmula permitía a las farmacéuticas forrarse y las madres trabajar, coincidió con el inicio de la “liberación” femenina). En este caso, después de leer la fuente, todavía es más sorprendente, porque lo que viene a decir Montessori es que no hay que “distraer” la mente infantil para que aprenda a manejarse cuanto antes (manejarse es, parece ser, comportarse como adultos). En fin, escribiré otro artículo o editaré este explicando ese punto, porque tiene tela también.
      Gracias por la lectura, siempre.

      Reply

  2. Delmy Felipe
    8 enero, 2021 @ 1:11 pm

    Gracias, me ayuda a digerir mejor este tema. La necesidad adultocentrista de “poner las cosas en orden”, “etiquetar” el mundo infantil. Cada día en pro de crear robots eficientes para la vida laboral.

    Reply

    • Mar Benegas
      9 enero, 2021 @ 7:31 am

      Gracias, Delmy, por la lectura. Y sí, es tal cual lo dices.
      Saludos

      Reply

  3. Edgar Espinosa
    8 enero, 2021 @ 6:32 pm

    Exelente, en realidad para estudiar a Montessori hay que ir a la fuente! Por otro lado resaltar otras domensiones del ser, como el respeto al mundo interior,el desarrollo y aprendizaje basado en nesesidades suténticas de lo humano!

    Reply

    • Mar Benegas
      9 enero, 2021 @ 7:35 am

      Hola, Edgar, gracias por la lectura. Eso hice, sí, me llegó un documento con los argumentos de Montessori, tendré que editar la entrada, porque reafirma mi teoría, más que otra cosa. Y sí, mi idea es algo muy concreto, en absoluto pienso que el material Montessori o el desarrollo de su pedagogía sea inválida en su totalidad. Por eso me sorprende más este punto, aunque imagino que Montessori sería una mente científica (el Mito de la Objetividad) que rechazaba, directa o indirectamente, todo lo demás (las humanidades, en general).

      Reply

  4. ROCÍO ANTÓN CORTÉS
    8 enero, 2021 @ 8:29 pm

    Gracias Mar, estupenda reflexión.¡Pobres niños si se ven privados de la ficción!, tendrán muchas menos herramientas para entender y afrontar la realidad. Uff.

    Reply

    • Mar Benegas
      9 enero, 2021 @ 7:35 am

      Gracias, Rocío, por la lectura y por tus palabras. Espero que estés bien.

      Reply

  5. Alfareros de papel
    8 enero, 2021 @ 9:40 pm

    Absolutamente de acuerdo. La fantasía funciona al igual que los mitos, como un soporte psíquico. Un sostén simbólico, necesario para la salud psíquica del sujeto. Nuestra capacidad de simbolización pasa necesariamente por nuestra capacidad metafórica. Somos lenguaje, palabra. Y la fantasía en edades tempranas facilita, vehiculiza ese tránsito. Extraordinario artículo y más que nunca necesario en los tiempos que corren. Salvaguardar la fantasía, el asombro y la imaginación debiera ser prioritario en un mundo que cada vez da más espacio a lo real. Y cuando hablo de lo real no me refiero a la realidad, sino a lo real psíquico. Gracias Mar por tu reflexión.

    Reply

    • Mar Benegas
      9 enero, 2021 @ 7:37 am

      Gracias por la lectura, y sí, tan importante. Es complicado porque cada vez se respeta menos, lo simbólico (lúdico pero también a nivel de lenguaje) está siendo sustituido por sucedáneos. En fin, seguiremos en la trinchera.

      Reply

  6. Mirta Morán Martinez
    10 enero, 2021 @ 11:02 am

    Hola Mar, un gustazo, como siempre leer tus reflexiones.Estoy totalmente de acuerdo.Qué necesario reflexionar sobre todo lo que hablas, qué importante emocionarlos y emocionarse con ellas y ellos , qué importante enseñar a escuchar y a escucharse . Qué sería de la escuela sin la literatura y el juego, actividad fundamental e imprescindible en los primeros años .Gracias y un abrazo

    Reply

    • Mar Benegas
      18 enero, 2021 @ 7:34 am

      Gracias, Mirta, por la lectura. Y sí, tan fundamental.
      Un abrazo.

      Reply

  7. Carolina
    17 enero, 2021 @ 5:38 pm

    Querida Mar:

    Comenzaré por decir que en mi casa tienes una fiel lectora de 2.5 años. ¿Le leo porque la terapeuta de lenguaje me lo recomendó? ¡no! ¿le leo para que sea una persona erudita? ¡tampoco! ¿entonces? le leo porque me gusta imaginar a su lado y amo escuchar su risa.

    Leemos, en su gran mayoría, cuentos, rimas, rondas y poesía.

    Opino que necesitamos de la ficción en nuestras vidas para soportar el peso de la realidad, un buen ejemplo es la pandemia. Coincido en que los pequeños aprenderán a discernir la fantasía de la realidad conforme se les presente.

    La fantasía, que consideran dañina,ha servido de inspiración para crear cosas como los audífonos Bluetooth (la caracola en la oreja de la que habla Bradbury), los viajes al espacio (pensemos en la obra de Verme), etc.

    Saludos desde México.

    Reply

    • Mar Benegas
      18 enero, 2021 @ 7:34 am

      Qué ilusión saber que estoy presente en tu casa, tan lejos.
      Gracias por tus palabras y por la lectura
      Un abrazo.

      Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.